LA LECCIÓN MÁS GRANDE DEL MUNDO:

INTRODUCCIÓN

Los 17 objetivos trazados por la ONU y la UNICEF a nivel universal constituyen un reto para la humanidad. En nuestra Institución Educativa se analizaron los mismos con docentes y estudiantes. Los criterios se dividieron  en dos grupos, unos creen que es posible la consecución de los 17 objetivos a largo plazo. Otros creen que mientras no se cambien los paradigmas gubernamentales y el reparto económico no será posible conseguir los objetivos planteados. De todas maneras los estudiantes y los profesores, creen que algo podemos hacer y los maestros somos el pilar fundamental para ello, todo gira en torno al maestro, no hay obra en el mundo que no haya pasado por el trabajo intelectual del maestro.

1.    Erradicación de la pobreza, 2 Lucha contra el hambre, 3 Lucha por la salud, 4 Educación de calidad, 5 Equidad de Género, 6 Agua potable y saneamiento, 7 Energías renovables, 8 Empleo y crecimiento económico, 9 Innovación e infraestructura,  10 Reducción de la Desigualdad, 11 Ciudades y comunidades sostenibles, 12 Consumo Responsable, 13 Lucha contra el cambio climático, 14 Flora y fauna acuáticas, 15 Flora y Fauna terrestres, 16 Paz y justicia, 17 Alianza para el logro de los objetivos.

ACTIVIDADES REALIZADAS

-Capacitación al personal docente y estudiantes de la jornada vespertina a cargo del Vicerrector

- Se da una clase introductoria en los cursos sobre los 17 objetivos, los estudiantes analizan y se obtienen conclusiones de los que podemos extraer dos criterios básicos:

El primer grupo sostiene que si es posible lograr los objetivos en un gran porcentaje si cambiamos de paradigma todos los que conformamos la sociedad mundial: estudiantes, profesores, padres de familia, organizaciones sociales y fundamentalmente los que detentan el poder político y económico de los diferentes países del globo terrestre. El segundo grupo sostiene que no es posible, ya que siempre ha existido dos corrientes en pugna: los ricos se hacen cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres y los últimos por su misma situación no tienen acceso al poder político para poder gobernar a favor de su clase.

 

 APLICACIÓN DEL PROYECTO

Se aplicó a Primero, Segundo y Tercero de Bachillerato ( 4to-5to-6to curso) de la jornada vespertina; luego de una breve ambientación sobre el tema se procede a dar lectura de los 17 objetivos  e inesperadamente surgió el debate, empezó la discusión  y los estudiantes tomaron los dos primeros objetivos sobre la erradicación de la pobreza y del hambre en el mundo contemporáneo.

Los dos cursos: Primero Electrónica 1 y Primero Electrónica 2, pusieron su propio ejemplo dijeron: Nosotros nos estamos preparando, cuando seamos profesionales, ganaremos un sueldo considerable con lo que saldremos de la pobreza y solucionaremos el problema del hambre. Otros dijeron, pero esa solución es sólo para nosotros; ¿Y qué ocurre con los demás que no tienen acceso a la educación por su extremada situación de pobreza?.

En el Tercer año de Bachillerato de Electrónica 2. Tomaron dos objetivos el de la pobreza y el de la salud.

En el de la pobreza sostienen que es posible erradicar, si vastas extensiones de terrenos dedicados a la ganadería, y otras tantas que se encuentran desocupadas lo dedicaríamos al campo agrícola con el debido asesoramiento técnico de los diferentes gobiernos de turno, con ello se incrementaría notablemente los alimentos con lo que solucionaría la pobreza, y en una sociedad con alimentos selectos, también se solucionaría el problema de la salud.

En otros cursos como el Tercero de Informática los estudiantes sostienen  que la mayor parte del presupuesto de los diferentes países va a manos de los ricos. Y lo que se debe hacer es crear fundaciones u otras instituciones que brinden ayuda a los pobres, creando centros artesanales, capacitándoles a corto plazo para que tengan un oficio que les garantice un trabajo digno y  seguro.

Otros sostuvieron que en vez de gastar en armas, en aviones presidenciales   se debe invertir en fuentes de trabajo para los pobres

A continuación extraemos algunas síntesis de múltiples trabajos presentados por los estudiantes:

-Ser pobre no es una causa para no trabajar, pero no trabajar también implica que los gobiernos no han creado fuentes de trabajo para pobres.

-Como seres humanos pensantes y dotados de los sentidos completos, podemos solucionar cualquier problema y por supuesto también del hambre y la pobreza.

- Todo gobierno invierte más para los ricos y menos para los pobres

-Según la ley todos somos iguales, pero en la práctica continúa la discriminación

-Si no hay trabajo, no hay alimentación y si no hay alimentación hay hambre

-La garantía de los ricos es que haya pobres, para poder explotar su mano de obra

 

CONCLUSIONES

La mayor parte de trabajos que se han sistematizado estuvieron a cargo del Vicerrector de la jornada vespertina, en las asignaturas de Desarrollo del Pensamiento Filosófico en los Primeros Años de Bachillerato y Educación para la Ciudadanía en los Terceros Años de Bachillerato

Las ideas de los estudiantes fluyeron en forma original,  producto de sus vivencias y experiencias del medio circundante

Podríamos deducir que, de los trabajos presentados y de los debates sostenidos en los cursos un sesenta por ciento está de acuerdo en que no es posible lograr los 17 objetivos y un cuarenta por ciento en que sí es posible.

Los objetivos son un reto para la humanidad, interesantes y debatibles, los estudiantes lo asumieron con entusiasmo, pero el tiempo fue corto.

En el análisis del tema entra en juego una serie de factores, entre ellos la COSMOVISIÓN del mundo, en este sentido el Área de Ciencias Sociales en la  Conceptualización del Área Sobre la Importancia de la  Asignatura comenta:

“Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el interior; hacemos cosas más grandes, pero no mejores; hemos limpiado el aire, pero no el alma; hemos dividido al átomo, pero no a nuestros prejuicios … Tenemos casas más grandes y familias más pequeñas; más conocimiento y menos juicio; más expertos y más problemas; más medicinas y menos bienestar, hemos sumado años a la vida y no vida a los años. Somos todavía incapaces de ganar la batalla a la corrupción, en el dominio de la justicia, de la moral, en el respeto de los derechos humanos, de la paz, de la solidaridad, no podemos crear instrumentos suficientes para acabar con la pobreza y el atraso en que vive tres cuartas partes de los seres humanos.

120 millones de niños se agitan en el centro de la tormenta en América Latina, dijo Eduardo Galeano en la década de los setenta … ¿qué progreso es este, que permite que buena parte de la humanidad siga todavía sin salir del salvajismo, la barbarie, la miseria?” 

Escrito por: MSc. Vicente Galabay-Vicerrector Jornada Vespertina. 2015-10-20



Diana Camino D.